¿Qué es el confort acústico?

Es sentirse y estar bien y cómodo en el lugar que nos encontramos y en el que disfrutamos de un buen café o una buena comida con nuestros familiares y amigos.

En muchos establecimientos, este bienestar no es posible debido al exceso de ruido que es producido por las maquinas, el trabajo e incluso por los propios clientes.

¿Qué queremos?

  • Mejorar el confort acústico del establecimiento y aumentar el bienestar de todas las personas, en especial de aquellas con problemas de audición.
  • Incorporar el confort acústico como una variable más en las valoraciones y críticas de restauración.

Soluciones al ruido

  • Ruidos procedentes del exterior, originados por su ubicación en una calle ruidosa con gran tránsito de vehículos y peatones o la proximidad a un hospital, estación de bomberos o aeropuerto.

Solución: Un adecuado aislamiento que evite que los ruidos externos se oigan en el interior del local.  En ocasiones, el problema de contaminación acústica se evita con soluciones tan sencillas como dejar un espacio de separación entre la salida al exterior y la sala o el comedor, colocar doble puerta o cortinas en los ventanales o escaparates.

Ruidos procedentes del interior de distinto origen y que precisan medidas de actuación específicas para lograr un óptimo confort acústico.

  • Ruidos de impacto al colocar la vajilla y los utensilios de cocina, choques de puertas, arrastre de sillas y mesas.  También a la hora de servir.

Solución: Una actuación responsable por parte del personal que respete el bienestar de los clientes, poner protectores en las patas de sillas y mesas y colocar materiales que absorban el impacto en las superficies de trincheros, cajones, estanterías u otros objetos.

  • Ruidos de aparatos de radio, música, televisión y de máquinas diversas que en muchas ocasiones funcionan simultáneamente y que generan un volumen de ruido tal que dificulta la conversación y hace que los clientes suban el volumen de voz.

Solución:  Evitar el uso simultáneo de aparatos generadores de sonido (p.e., moler el café cuando no hay clientes, no sintonizar hilo musical y TV a la vez), suprimir el volumen de la TV y usar el subtitulado, controlar el volumen de la música.  O incluso separar los espacios y crear zonas libres de ruido.

  • Ruido de las conversaciones: Las personas en entornos ruidosos tienden alzar la voz, provocando el “efecto café” que invita a otros a hablar más alto.

Solución: Si hay una buena separación entre las mesas y si el local no es ruidoso, se crean las condiciones para que los clientes hablen bajo y no oigan las conversaciones de los demás.  También desde la dirección del negocio se puede promover y recomendar el no elevar la voz a los clientes ruidosos.

  • Ruido de las cocinas y cuartos de baño (cisternas) que puede oírse en los espacios destinados a la atención de clientes.

Solución: adoptar medidas que impidan o amortigüen el ruido, acondicionando el espacio mediante puertas aislantes o paneles y materiales absorbentes como por ejemplo madera y telas.

La ubicación de estos espacios en el local juega un papel importante en el control acústico.

  • Otros Ruidos generados por electrodomésticos, fontanería, instalaciones de calefacción, ascensores o instalaciones de climatización.

Solución: Acciones específicas de acondicionamiento acústico, puede ser necesario consultar con empresas especializadas.

 

Solución general de gran impacto es el acondicionamiento acústico de los espacios mediante la utilización de materiales específicos, como paneles absorbentes en techo, materiales porosos y tejidos en la decoración que reducen la reverberación y contribuyen a crear espacios acústicamente confortables.

Más información en la sección de accesibilidad de  oiresclave.org

admin-oirConsejos de acondicionamiento